24 DE MAYO, EMOCIONANTE GRADUACIÓN 2º BACH

Tengo la EBAU a la vuelta de la esquina. Si habéis pasado por esta prueba, podéis imaginar el manojo de nervios en el que me he transformado desde hace algo más de una semana; sueño con la EBAU, pienso en la EBAU, solo hablo de EBAU y no veo más allá del momento en que pasen esos exámenes que probablemente,  una vez finalizados, no entenderé cómo me han podido causar tanto desasosiego.

En mis momentos más bajos, me tranquiliza el emocionante momento que no solo yo sino todos mis compañeros vivimos efectivamente algo más de una semana: El pasado 24 de mayo, viernes, el centro se volcó en decir un “adiós” (mejor, un hasta luego) a todos los alumnos de 2º bachillerato, quienes finalizamos nuestros estudios tras un recorrido, en general, de muchos años en este nuestro querido colegio.

En una eucaristía muy bonita en la que los alumnos quisimos en todo momento hacer presente al conjunto completo de la comunidad educativa, nos reunimos alumnos, familias, profesores, hermanas, compañeros... para dar gracias por tanto que hemos recibido. Hubo muchos momentos emocionantes; las palabras de la directora, la imposición de las cruces, las palabras de nuestros delegados……

Nos hicimos fotos, bajamos al salón y fuimos testigos de uno de los discursos más divertidos y cariñosos que se hayan pronunciado en una fiesta tal. Las anécdotas, el cariño al colegio y a toda la comunidad educativa estuvieron presente en nuestras palabras, magistralmente leídas por cuatro compañeros.  Preparamos un video de nuestra historia y como sorpresa final, el saludo de nuestros compañeros japoneses de primaria en forma de mensaje de vídeo. Impresionante y, sobre todo, conmovedor. Finalizamos este encuentro en el centro con nuestra ansiada pizza de cena en compañía de nuestros profesores en el comedor del colegio.

La fiesta continuó hasta altas horas de la madrugada, bailando y disfrutando de este momento que no olvidaré jamás, un fiel ejemplo del espíritu de “seámos personas de paz y fiesta” que tanto gustaba a Sta Rafaela. Ese espíritu me anima a seguir, a continuar y confiar en mis posibilidades ante la temida EBAU.

 

 

MUCHAS GRACIAS A TODOS POR VUESTRA PRESENCIA Y HASTA SIEMPRE





Suscribirse a Sindicar